Del ego al lego en una jornada de derecho colaborativo

Del ego al lego en una jornada de derecho colaborativo

Mañana del viernes 27 de marzo de 2015: Amanece un nuevo día, que no es poco. Tras nuestros primeros quehaceres mañaneros treinta abogados (en su mayoría abogadas) llegados desde diferentes comunidades (Euskadi, Asturias, Madrid, Cataluña, Navarra) nos dirigimos al taller que ha organizado la Asociación de Derecho Colaborativo de Euskadi en Bilbao.

A las nueve de la mañana entramos en la sala donde vamos a celebrar el taller, un espacio diáfano con las sillas dispuestas en círculo con el fin de facilitar el diálogo y la participación.

Sala del centro Loratze donde tuvo lugar el taller

Sala del centro Loratze donde tuvo lugar el taller

El taller se definía así:

EGO, IDENTIDAD Y OTROS OBSTÁCULOS: CÓMO GESTIONAR LOS ASPECTOS EMOCIONALES DEL CONFLICTO

A todos nos ha pasado: asistimos a conflictos en los que parece haber una buena solución para todos los involucrados y, sin embargo, una o todas las  partes prefieren sacrificar sus intereses y bienestar a cambio de castigar y/o hacer sufrir a la otra parte, siendo todas estas partes inmunes a todo tipo de consideración racional. Para poder gestionar o ayudar a gestionar estas situaciones, es indispensable no sólo contar con herramientas adecuadas sino también comprender cómo son los procesos mentales y emocionales subyacentes.

El facilitador del mismo era nuestro compañero Christiam Lamm; abogado, mediador, coach, argentino y padres de dos adolescentes, entre otros menesteres.

Para llegar al objetivo del taller Christiam dedico una primera parte del taller a investigar y comprender cómo se generan los conflictos. Un acierto, puesto que sin comprensión de bien poco nos valen las técnicas y las herramientas para aplicar al proceso.

En la parte teórica, con un trasfondo indudablemente práctico, se trataron variados temas; desde cuestiones neurológicas hasta procesos psicológicos. Si tenemos que destacar algo, nos quedamos con la importancia de la percepción de la realidad, con el saber y comprender que una cosa es la realidad y otra lo que nosotros percibimos de la realidad. Que al percibir la realidad aplicamos una serie de filtros para hacerla comprensible para nosotros y que en ese proceso modelamos la realidad conforme a nuestros condicionamientos. En ocasiones, ese modelaje provoca que creemos en el otro la imagen de un enemigo con el fin de poder sustentar nuestra visión filtrada de la realidad. Partir de la comprensión de este proceso nos coloca en un lugar desde podemos acompañar en la gestión de los conflictos.

La otra parte del taller se dedicó a trabajar de una manera práctica y participativa con las herramientas para una eficaz gestión del ego y de la identidad, de la comunicación, de las relaciones y la gestión de los conflictos. Trabajando desde un caso práctico, se combinaron ejercicios en grupo con reflexiones compartidas. Una oportunidad para la puesta en práctica de habilidades, entre las que se destaca la escucha, una escucha atenta y profunda que nos permita comprendernos y comprender al otro, y desde esa comprensión acompañar y facilitar procesos (¿no os parece?).

Mediodía del viernes, 27 de marzo de 2015: Terminado el taller celebramos una comida en un espacio emblemático del Bilbao actual, el Kafe Antzokia, un espacio multidisciplinar que recoge desde restaurante hasta sala de conciertos, pasando por múltiples actividades con el objetivo de dar un espacio a la cultura vasca en la ciudad. Un buen lugar para acoger a profesionales de la práctica del derecho colaborativo, un método multidisciplinar con un objetivo de base; promover una nueva forma de entender la justicia jurídica y de promover principios y valores.

Tarde del viernes, 27 de marzo de 2015: Tras la comida y la celebración de la Junta anual ordinaria de la Asociación de Derecho Colaborativo de Euskadi donde se dio cuenta de lo hecho y de los proyectos por hacer, comenzamos los trabajos de los distintos grupos de práctica colaborativo que vienen reuniéndose mensualmente. Uno de estos grupos, de la mano de Christiam Lamm, trabajó su caso de práctica colaborativa con la herramienta y método del Lego Serious Play.

 

IMG_20150327_175757~2

Trabajando y reflexionando con las piezas Lego

El método propuesto a través del juego con las piezas del Lego bajo la supervisión del facilitador de la dinámica resultó, además de entretenido, muy efectivo para ayudar en la marcha del proceso colaborativo sobre el que trabajamos. Incorporar las manos y el juego implica dejar por un momento de lado el intelecto y dar paso a otro tipo de inteligencia más intuitiva, que luego se ve completada con el intelecto a la hora de reflexionar sobre el trabajo realizado. Un trabajo más integral y que permite “cosificar” el problema y ayuda en gran medida a separar las personas del problema para trabajar sobre éste de una forma más libre y creativa.

Un broche de oro para poner punto final a una jornada de lo más enriquecedora y que continúa en la línea marcada desde el derecho colaborativo y otros ámbitos de la abogacía para ir abriendo nuestra profesión y nuestro trabajo a las demanda actual de trabajar desde principios y valores puestos al servicio del ciudadano.

Un saludo para todos los participantes y para los que no pudieron asistir: salud !!!

 

;; orbe

 

;; orbe

;; orbe

Hijo, nieto y sobrino de marinos

Enrolar esa tripulación idónea, diversa y diferente para cada viaje en que nos embarquemos; fijar destino, escoger rumbo y zarpar junto con el cliente; esta es la magia de ;; abogacía artesana.